27.853 nuevos casos de cáncer de próstata fueron diagnosticados en 2012.

5.481 hombres con cáncer de próstata murieron en 2012.

La incidencia de cáncer de próstata aumenta con la edad.

 

¿Qué es el cáncer de próstata?

La próstata es una glándula situada justo debajo de la vejiga, delante de los intestinos. Produce un fluido que protege y enriquece el esperma.

El cáncer de próstata se produce cuando algunas células de la próstata se reproducen mucho más rápido de lo normal, dando lugar a un tumor. Si no se trata, las células cancerosas de la próstata pueden acabar propagándose e invadir partes distantes del organismo, especialmente los nódulos linfáticos y los huesos, causando tumores secundarios mediante un proceso conocido como metástasis.

Uno de los aspectos más preocupantes de la enfermedad es que la mayoría de los cánceres de próstata se desarrollan sin que los hombres experimenten síntomas en las primeras etapas.


 

Conoce los factores de riesgo

El cáncer de próstata solo afecta a los varones, ya que las mujeres carecen de próstata. Los factores de riesgo en el desarrollo de la enfermedad incluyen:

Edad
Cuánto más mayor sea un hombre, más posibilidades tendrá de que le diagnostiquen cáncer de próstata.

 

Historial familiar
Los hombres con un padre o hermano que haya tenido cáncer de próstata son dos veces más propensos a desarrollar la enfermedad.

 

Grupo étnico
Se producen más casos entre varones negros africanos y afrocaribeños.

 

 

Síntomas, análisis y tratamiento

Síntomas

No todos los hombres experimentan síntomas de cáncer de próstata. A menudo los signos de cáncer de próstata los detecta por primera vez un médico durante una revisión rutinaria.

Algunos hombres experimentarán cambios en la función urinaria o sexual que podrían indicar la presencia de cáncer de próstata. Los síntomas incluyen:

  • Necesidad de orinar con frecuencia, especialmente por la noche
  • Dificultad al empezar la micción o al retener la orina
  • Flujo de orina débil o interrumpido
  • Micción con dolor o escozor
  • Dificultad de tener una erección
  • Dolor al eyacular
  • Sangre en orina o semen
  • Dolor o rigidez frecuente en la parte baja de la espalda, las caderas o en la parte superior de los muslos.

Qué hacer

Si estás preocupado o estás experimentando alguno de estos síntomas, es importante que lo consultes con tu médico.

 

Hacerse un análisis

El propósito de los análisis es detectar el cáncer de próstata en sus etapas iniciales, antes de que la enfermedad avance. Hay dos pruebas habituales para la detección inicial y, según el resultado de las mismas, podrás ser derivado a un especialista para que te realice una biopsia.

Tacto rectal
En el tacto rectal el médico introduce un dedo enguantado en el ano, donde es posible sentir parte de la superficie de la próstata.

 

Análisis de sangre PSA
El análisis de sangre PSA busca la presencia en sangre de una proteína que producen específicamente las células prostáticas.

 

Biopsia
En base a los resultados de tus análisis podrás ser derivado a un urólogo para que te realice una biopsia. Es la única manera de determinar la presencia de cáncer.

 

Nuestro consejo es que trates tu situación con tu médico para decidir si tienes que hacerte análisis. Juntos podéis elegir el mejor procedimiento.

Como ayuda a dicha conversación, hemos trabajado con la Société Internationale d'Urologie para crear una herramienta que ayude a los hombres y a sus familias en el proceso de toma de decisión.

Descargar PSA: ¿Probar o no probar? (PDF)

 

Opciones de tratamiento

Si te han diagnosticado cáncer de próstata es importante que tengas presente que muchos cánceres de próstata crecen lentamente y pueden no requerir cirugía u otros tratamientos radicales. Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Vigilancia activa
  • Prostatectomía
  • Radioterapia
  • Terapia hormonal
  • Quimioterapia

Si te ha sido diagnosticado cáncer de próstata

Tómate tiempo para leer sobre las distintas opciones de tratamiento. Toma una decisión bien informada buscando el asesoramiento de profesionales médicos y fuentes de confianza.

 

Efectos secundarios

Dependiendo del tratamiento al que te sometas, puede que experimentes algunos de los siguientes problemas:

  • Incontinencia (pérdida involuntaria de orina)
  • Disfunción eréctil (dificultad para conseguir o mantener una erección)
  • Aumento de peso debido a la terapia hormonal

Estos efectos secundarios tienen diferentes duraciones en diferentes personas.

Dado que entre los efectos secundarios de un tratamiento podría darse la disfunción eréctil, el cáncer de próstata puede tener un serio impacto en las relaciones íntimas. Como muchas personas que han vivido la experiencia te dirán, el cáncer de próstata no es solo una enfermedad de hombres, es una enfermedad de parejas. Asegúrate de implicar a tu pareja cuando pienses en las distintas opciones de tratamiento.

Si estás experimentando efectos secundarios

Existen tratamientos y acciones que puedes realizar para hacer frente a muchos de esos efectos secundarios.


 

Para solicitar una copia de nuestras referencias, escribe a references@movember.com